Blog

6 beneficios del ácido fólico para un cabello hermoso y saludable

6 beneficios del ácido fólico para un cabello hermoso y saludable - balancevital.com.mx

Al ácido fólico o vitamina B9 es fundamental para favorecer la absorción de los nutrientes por parte del organismo. También promueve la regeneración celular y estimula los folículos pilosos
El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, es un nutriente esencial para el adecuado funcionamiento de cada uno de los órganos del cuerpo.

Se trata de una vitamina soluble en agua que participa en la formación de glóbulos rojos y en las actividades del sistema nervioso central.

Una deficiencia de este puede conducir al desarrollo de varios trastornos en la salud, incluyendo la pérdida anormal de cabello y resequedad. Por otro lado, también puede provocar retraso del crecimiento de la melena y envejecimiento prematuro.

Muchos de los problemas capilares que nos aquejan con regularidad se deben a los bajos niveles de este nutriente en el organismo.

Debido a esto, es primordial conocer cuáles son sus beneficios y en qué tipo de alimentos se puede encontrar.

A continuación, queremos destacar sus 8 efectos más importantes y algunas de sus fuentes naturales. ¡Descúbrelas!

1. Fortalece el cabello

El consumo regular de ácido fólico o vitamina B9 promueve la reparación celular para fortalecer las raíces del pelo y evitar su debilitamiento.

A menudo, la sequedad y el quiebre pueden tratarse con un incremento en el consumo de los alimentos que lo contienen.

Combinado con otros nutrientes esenciales como la vitamina C, la biotina y el magnesio crea una capa protectora contra los agentes externos que lo maltratan.

2. Promueve el crecimiento

Si el cabello está teniendo dificultades para crecer, es muy probable que le esté faltando alguna de las vitaminas del complejo B, incluyendo el ácido fólico.

La vitamina B9 estimula los folículos pilosos, promueve la regeneración celular y acelera la acción de los demás nutrientes que participan en la salud capilar.

Este también desempeña un papel principal en la formación de células rojas de sangre, responsables de transportar el oxígeno en el cuero cabelludo para un crecimiento saludable.

3. Previene la anemia

El consumo adecuado de ácido fólico es una de tantas formas de evitar el desarrollo de anemia. Esta enfermedad, que se caracteriza por la disminución de hemoglobina y deficiencia de hierro, causa un debilitamiento evidente en la estructura capilar, la piel y las uñas.

4. Participa en la absorción de nutrientes

La vitamina B9 contribuye a metabolizar de manera eficaz las proteínas, grasas e hidratos de carbono. A su vez, participa en la absorción de varios nutrientes importantes para la salud.

De esta forma, los folículos pilosos reciben la nutrición que necesitan para conservarse fuertes y sin alteraciones.

Una ingesta regular de ácido fólico combate la alopecia, los trastornos del cuero cabelludo y el hirsutismo.

5. Proporciona brillo

Un cabello suave, voluminoso y brillante requiere de buenas cantidades de vitamina B9. Esta acelera la división celular, mejora la capacidad de absorción del cuero cabelludo y permite que se absorban mejor las propiedades de los productos estéticos.

6. Previene las canas prematuras

Inevitablemente las canas son un signo de la edad que tenemos que aceptar a partir de los 40 o 45 años de edad.

Sin embargo, si estas empiezan a invadir la melena desde edades más tempranas es probable que se requiera un poco más de ácido fólico.

Es primordial aumentar el consumo alimentos o suplementos de este nutriente para lograr regular su producción.

¿Cuáles son las fuentes naturales de ácido fólico?

Pese a que los complementos de ácido fólico representan una buena alternativa para absorber las cantidades suficientes, la mejor forma de obtenerlo es consumiendo las fuentes naturales que lo contienen.

Te nombramos las más importantes:

Vegetales de hojas verdes
Los vegetales de hojas verdes, como las espinacas, proporcionan hasta un 63% de los requerimientos diarios de vitamina B9.

Legumbres
Las lentejas, los frijoles y otras variedades de legumbres son una de las mayores fuentes de este importante nutriente.
Por ejemplo, media taza de lentejas aporta 180 mcg de ácido fólico, es decir, un 50% de los valores requeridos.

Espárragos
Cada taza de espárragos contiene hasta 262 mcg de ácido fólico, lo que se traduce en un 62% de la cantidad diaria recomendada.

Aguacate
Además de su fibra y ácidos grasos esenciales, el aguacate es una fuente significativa de esta vitamina. Contiene más o menos 90 mcg por cada porción.

Frutos cítricos
Los cítricos son las frutas más ricas en este nutriente. Una naranja contiene cerca de 40 mcg por unidad, mientras que los limones llegan a tener hasta 55 mcg.

¿Segura de que lo incluyes en tu dieta? Si estás teniendo problemas con tu cabello, revisa tus alimentos y asegúrate de incorporar este importante nutriente, sin exceder los 500 mcg al día.

Fuente: mejorconsalud.com