Blog

Lavanda, aroma que cura

Aroma que cura - balancevital .com

May 08 2015 Verónica Guzmán

La lavanda es una de las plantas más exquisitas, no sólo por su riquísimo aroma, sino porque posee propiedades desinfectantes, cicatrizantes, anti-inflamatorias, antioxidantes, antiparasitarias y anti-infecciosas.

La lavanda es una planta originaria de la zona mediterránea de Europa y su mayor distribución es en países como Italia y Francia, sin embargo el principal productor es España. Su producción es endémica de la región mediterránea occidental, es decir, que no se les puede encontrar naturalmente en otra parte del mundo si están fuera de su habitad. La lavanda pertenece a la familia botánica de las labiadas y puede alcanzar una altura entre 60 y 80 cm, y su parte más característica es su flor, pues poseen un color azul o violeta y desprende un aroma intenso y fresco.

La lavanda es una planta es multifacética, debido a que la flor y el aceite que se sustraen de ella favorecen en muchos aspectos, no sólo por su exquisito aroma, sino porque aporta muchísimos beneficios para nuestra salud, cuerpo y mente.

Beneficios como aceite esencial

  • El aceite de lavanda es un excelente tópico para tratar el cuero cabelludo y evitar la caspa.
  • Su efecto anti-inflamatorio ayuda a eliminar la picazón, inflamación y el enrojecimiento en la piel ocasionados por picaduras de insectos u otros motivos.
  • Su aroma sirve como un relajante y mejora el estado de ánimo.
  • Es desinfectante cicatrizante.
  • Calma el dolor de contracciones o reumatismos.
  • Es antiparasitaria, ayuda a eliminar los parásitos llamados piojos.

Uso de la flor

  • Su principal función es como aromatizante y se pueden realizar perfumes, lociones y jabones.
  • Son un excelente antipolillas y se pueden guardar en bolsitas para meterlas en closets o zapateras.
  • Sirven como un desinfectante ecológico al mezclarlas con agua destilada y alcohol.
  • Otro uso muy común es el de las infusiones, por medio de las cuales se puede aliviar o controlar el insomnio, la fiebre, el estrés, dolor de cabeza, de garganta, para dolores musculares, depresión y para combatir la mala digestión.

Poderes terapéuticos

  • Los polifenoles que contiene la lavanda son unos excelentes antioxidantes para reducir las bacterias en el intestino y combatir la mala digestión.
  • Es anti-infecciosa, por lo que ayuda a reducir los síntomas de un resfriado y sinusitis.
  • Calma la ansiedad, irritabilidad, taquicardia y migrañas.
  • Es excelente como tónico digestivo, ya que ayuda a expulsar los gases.
  • Gracias a su alta capacidad antivírica y antibacteriana es capaz de aliviar o mejorar casos de faringitis, laringitis y de inflamación de anginas.
  • Controla enfermedades de problemas respiratorios como: la gripe, bronquitis y resfriados.

Se aconseja no aplicar aceites esenciales de Lavanda por vía interna durante el embarazo, lactancia o a niños menores de seis años, pues provocar dermatitis.  Asimismo no es recomendable usarlos con las personas que padecen padecen epilepsia, Parkinson u otras enfermedades neurológicas pues en dosis elevadas puede ser un neurotóxico.

Fuente: revista.ciudadyoga.com