Blog

El hongo portobello es delicioso y nutritivo

El hongo portobello es delicioso y nutritivo - balancevital.com

Jun 06 2015 Raúl Rodríguez Cota

Si no lo has comido, quizás sea buena idea que comiences a hacerlo. Pues los beneficios de los hongos Portobello serían muy provechosos para tu salud.

Los hongos Portobello tienen un sabor intenso y una textura carnosa. Pero, lo mejor, es que ofrecen una serie de nutrientes esenciales y además no contienen muchas calorías, lo que los convierte en una opción saludable y rica para la hora de la merienda. Sigue leyendo y conoce más sobre las propiedades de los hongos Portobello.

Ricos y nutritivos
Los hongos Portobello son una buena fuente de fibra, conteniendo el 11% de la cantidad diaria requerida, además que tienen mucha agua, lo que los convierte en un alimento con una baja densidad de energía. Este tipo de comida no tiene muchas calorías por gramo y puede ayudar a perder o mantener el peso. Otra ventaja, es que podrías comer una gran cantidad de hongos sin pasarte de calorías. Por ejemplo, una taza de rodajas de Portobello tendría tan sólo 35 calorías.

Por otro lado, también, contienen complejo B, que es esencial para tener un metabolismo saludable y en el sistema nervioso, y ayudan a mantener tu hígado, piel, ojos y el cabello saludable.

¡No dejes de comerlos!
¿Crees que ya son todos los beneficios? ¡Pues aún hay más! Porque debes saber que estos hongos también son ricos en minerales, contiene potasio que ayuda a la función nerviosa, muscular y contrarresta los efectos del sodio en la presión arterial. También tiene fósforo que es necesario para formar huesos fuertes; así como cobre, que es importante para mantener saludables el sistema inmune, los nervios y los vasos sanguíneos. Por último, tiene Selenio, el cual es un antioxidante que ayuda a formar ADN.

Utilizar los hongos Portobello podría hacer tu dieta más saludable y ayudaría a aumentar la ingesta de fibra, reduciendo el riesgo de enfermedad cardiaca, colesterol alto y afecciones digestivas, tales como estreñimiento y hemorroides. Puedes comerlos en hamburguesas en el lugar de carne, o agregarlos a pizzas o sopas. También, puedes consumirlos simplemente asados.

Fuente: revista.ciudadyoga.com