Blog

Las fuerzas contrarias que mueven al universo

Las fuerzas contrarias que mueven al universo - BalanceVitalSPA

Mar 03 2015 Por Alejandro RE

El yin y el yang son el ejemplo perfecto para hablar del equilibrio de la vida y de la naturaleza humana.

 

El calor y el frío, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte son pares que la mayoría de las personas consideran que cada uno de sus elementos son excluyentes entre sí. Sin embargo, ¿qué pasaría si lo viéramos desde otra perspectiva? ¿Qué tal que uno de estos depende del otro para existir? Una posible respuesta la encontramos en la filosofía china, en los conceptos del yin y del yang.

Según la filosofía china, basada en parte en el taoísmo, se considera que la naturaleza se expresa a través de las fuerzas contrarias, pero complementarias, que servirán para manifestar el qi o la energía vital. Por poner un ejemplo, el día no puede existir sin la noche, pues, mientras el sol va iluminando al mundo, en otra parte existe esa ausencia de luz.

El yin y el yang un infinito movimiento y un constante equilibrio, lo cual incluso lo podemos ver en el símbolo que caracteriza esta dualidad, que está compuesto por dos especies de gotas, una blanca (el yin, lo femenino, lo suave, lo pasivo) y otra negra (el yang, lo masculino, lo fuerte, lo activo), que están inscritas en un círculo (que es por excelencia la figura geométrica de lo infinito y del equilibrio).

Para entender un poco más claro el concepto de movimiento e intercambio, podemos pensar en un reloj de arena, el cual está lleno de un lado y vacío del otro. Cuando nosotros lo ponemos en movimiento, la arena comenzará a pasar de un lado a otro y mientras el lado que está lleno comienza a “llenarse de vacío”, el que está lleno se irá colmando de arena. Lo mismo sucedería en cada aspecto de la vida, ya que se considera que el yin y el yang están presentes en todos y cada uno de los aspectos de la naturaleza.

El yin y el yang están firmemente arraigados en muchísimos aspectos del pensamiento del Lejano Oriente, como lo es en el tratamiento de enfermedades por medio de la medicina tradicional china.

Entender este principio te podrá ayudar a comprender como funciona nuestro entorno y nuestro mismo ser. El yin y el yang están en ti, conócete y conoce al universo.

Fuente: http://ciudadyoga.com/

Deja un comentario