Citas: 5135-4044 / Whats 55 1376-8427 / Ubicación
Citas: 5135-4044 / Whats 55 1376-8427 / Ubicación
Relación entre alimentos y la enfermedades pulmonares - BalanceVitalSPA

Relación entre alimentos y las enfermedades pulmonares

Manteniendo un peso adecuado, seleccionando los alimentos y realizando alguna actividad física, se mejora la sintomatología y se obtiene una buena calidad de vida.

Pese a que la alimentación no se relaciona directamente con las enfermedades respiratorias y pulmonares, la calidad de los nutrientes, y el peso de los pacientes que las padecen pueden ayudar a mejorar la sintomatología y la calidad de vida de esas personas.

Sí está demostrado que el aumento del peso corporal total, por arriba de los valores recomendados en el Índice de Masa Corporal (entre 19 y 25), interfiere en la ventilación pulmonar. Las personas que padecen enfermedades respiratorias y tienen sobrepeso u obesidad, ven comprometida su respiración, notando la falta de aire, se agitan al caminar, al hablar, y eso les limita su actividad y movimiento.

El control de la ingesta calórica, la selección y disminución de grasas en la alimentación y la eliminación de los azúcares simples, permite que estos pacientes recuperen el peso adecuado e incorporen dentro de sus hábitos el movimiento físico, mejorando notablemente la calidad de vida.

Se recomienda realizar estos cambios en forma paralela al tratamiento médico/farmacológico, en el caso que fuera necesario. La suma de cuidados permite obtener los mejores resultados.

Las grasas de origen animal son las más nocivas, por lo cual se recomienda su control, en alimentos que las aportan como:

Lácteos: seleccionar los descremados, tanto leches, yogures ó quesos. En estos últimos el porcentaje de grasa es muy amplio, recomendando no superar el 12 a 13 % de materia grasa. Recordemos que hoy los alimentos deben contener rótulos dónde informan acerca de estos datos.

Carnes: seleccionar cortes magros, sin grasa visible o retirar la misma. El control de ellas abarca las carnes rojas, cerdo, aves.

El pescado pese a ser de origen animal, recomendamos su utilización con mayor frecuencia a la habitual.

Embutidos: en lo posible evitar.

Los azúcares simples: como el azúcar, mermeladas, jaleas, dulces compactos, dulces en almíbar, frutas en almíbar, gaseosas, golosinas, amasados de repostería y panadería, contienen altas cantidades de azúcares y muchos de ellos una gran asociación también con las grasa. No deben manejarse como alimentos de utilización diaria, sino dejarlos para situaciones especiales.

Siguiendo las recomendaciones higiénico-dietéticas se permite mejorar la sintomatología y obtener una vida plena.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Nutrar (www.nutrar.com)

Leave a Reply

Agenda tu cita